Una elite, muy minoritaria ,controla los gobiernos y las organizaciones internacionales. Cada vez que cambia de gobierno de un país, ya sea de derecha o izquierda, esos gobiernos están de antemano subordinados a los más ricos del planeta. Los gobiernos independientemente el color político que representen- hacen negocios o endeudan a sus países- con esas pequeñas elite.

Grandes transnacionales de imperios poderosos extraen recursos muy baratos de países en vías de desarrollo Los parlamentos de los respectivos países crean legislaciones acordes a estas pequeñas elite plutocráticas. Grandes empresas tecnológicas crean sistemas operativos, capaces de almacenar por millones de veces la información del Producto Interno Bruto de toda la población mundial.

Sin lugar a dudas, ha resucitado con mayor fuerza el Gran Imperio Romano, pero más poderoso y a escala mundial. Ya no se necesita la guerra para conquistar los territorios. Basta con crear una legislación favorable a las transnacionales, para que dichas fronteras queden totalmente abiertas y dispuestas para los nuevos Emperadores de Este Mundo. Con solo apretar un botón, se pueden ganar billones de dólares sin haber tomado una pala o creado una fábrica. El dinero cibernético lo permite todo, los grandes centros financieros, pueden generar recursos, creando una amenaza potencial , generando inestabilidad y caos, a fin de hacer bajar o subir las bolsas mundiales. Eso hará que se compre barato y se venda caro , acentuando el poder monopólico en unos pocos.

La riqueza trae la riqueza, y la pobreza, a la pobreza. La población no tiene idea si quiera de lo que ocurre de tras de los grandes cambios sociales y educativos. Las masas no advierten del peligro de ser gobernados por un pequeño grupo de emperadores. Con la tecnología actual, y la adhesión al Gobierno Mundial ,por parte de todos los países, el escape o la huida es casi imposible. La persecución a los detractores u opositores a dicho sistema de gobierno, se implementará de una manera muy cómoda. La Inteligencia Artificial ayudará para esto, con su sofisticado sistema de logaritmos, permitirá establecer relaciones complejas de modelos predictivos inimaginables, los cuales visibilizarán al individuo en cualquier parte del mundo donde se encuentre.

¿ Qué pasaría si millones no quisieran adoptar el nuevo soporte tecnológico’? . La respuesta es muy contundente, serían perseguidos hasta intentar aniquilarlos por completo. No pueden existir marginales en este sistema tecnológico, puesto que desde el momento que existen personas fuera del sistema, se abre la puerta de salida del mismo, lo que atenta contra la revolución nanotecnológica. Es necesario, para que el sistema funcione, que todos se adhieran sin ningún tipo de oposición. ¿Pero qué pasará con los renegados ?. Algo muy sencillo pasará con ellos, quedarán marginados de todo el comercio y de todo tipo de relación de carácter social. Nadie se relacionará  con ellos.

El Talón de Aquiles del sistema informático mundial, es si se puede expresar con mayor rigor intelectual, la ausencia del sistema. Sólo el sistema controla a quién está dentro, no a afuera. Pero para estar fuera, se lo debe hacer como comunidad independiente, con grupos que practiquen diversos oficios que nos permitan sobrevivir de una manera lo más autosustentable en lo posible. Deberán sumarse expertos en medicina e informática, para que puedan ingresar bajo un perfil camuflado, en los grandes centros de abastecimiento y servicios.

Los rebeldes deberán crear su propia base de datos, si no quieren ser infiltrados, además de generar una logística que permita sustentar en el tiempo una cadena de suministros básicos para la sobrevivencia marginal. Esto generará desplazamiento permanente de nuevas tribus nómades, a fin de no ser detectadas por el sistema. Esas masas pequeñas de desplazamiento generará una estructura social de carácter molecular horizontal.

¿Puede durar mucho este Gobierno Mundial?. Para alegría de millones y tristeza de pocos, es imposible sostener un Gobierno Mundial a lo largo del tiempo. Lo frena la propia naturaleza del hombre, que es territorial y rebelde a todo control en el tiempo. El ser humano dada su naturaleza racional y volitiva, no soporta en el tiempo un control así. Pero me dirán, ¿ cómo el hombre fue capaz de aceptar la esclavitud por miles de años?. La esclavitud en la antigüedad no duraba mucho a causa que las expectativas de vida eran más bajas. A su vez, esa forma de esclavitud podía ser burlada por el escape a otros territorios libres. ¿Con un microchips quién podrá huir?.

Este experimento mundial mientras más rápido avance, más rápido será su fin. La misma ambición y discrepancias al interior de las mismas elite hará que el sistema se desestabilice. Tal vez una gran guerra sea la causante de la caída total de los nuevos emperadores del mundo. Una posible guerra atómica podría destruir siglos de conocimiento. bastaría con pequeñas anomalías atmosféricas, para que el soporte satelital no funcione como es debido.

Cuando en la Torre de Babel el hombre quiso alcanzar el cielo por sus propias manos, la Torre fue destruida y el hombre confundido con la diversidad de lenguas. Algo parecido sucederá aquí, caerá la tecnología a causa de una guerra o un fenómeno astral, eso cortará todos los puentes de comunicación a distancia, la matriz del sistema informático de redes alimentadas con nano sensores por telemetría.

Las cartas están jugadas y el reloj comenzó a andar, nos encontramos en la cuenta regresiva de un fenómeno metahistórico , donde las fuerzas de las tinieblas lucharán hasta tratar de aniquilar a las fuerzas de las luz. El que busque la paz sacrificando a la verdad, recibirá todo lo contrario, desesperación e intranquilidad, su conciencia moverá al alma a la intranquilidad, por no defender al inocente del mal. Los que sobrevivan a la gran hecatombe que se nos viene adelante, sentirán mucha gratitud de lo alto, por haber sido testigos de uno de los acontecimientos bíblicos más connotados de todas las épocas. El que tenga ojos para ver y oídos para escuchar que lo haga.