NOTA MIA: pudiera parecer una nota esperanzadora cuya lógica sería: se pone difícil acceder al GAFAT y, por tanto,  el resultado será la busqueda de plataformas libres.

PERO… no lo es. Si los gobiernos comienzan a pedir pruebas de identificación, con mayor razón sancionarán y dificultarán el acceso a aquellas redes sociales que en mayor o menor medida tiene una lógica y objetivos alejados del GAFAT. Será el inicio, el pretexto meramente discursivo (pues es obvio que ya tiene los datos de sus usuarios) para justificar la llegada de un “pasaporte digital”  para poder acceder a la internet no controlada por el globalismo (Jorge Lizama)

 

El gobierno australiano está considerando una propuesta que exigiría a los ciudadanos proporcionar al menos dos formas de identificación si quieren utilizar las redes sociales, con el pretexto de “combatir el acoso en línea” y denunciar más fácilmente a los usuarios a las autoridades.

Con el pretexto de prevenir el acoso en línea, el plan del gobierno de Morrison exigiría “100 puntos de identificación” para poder utilizar Twitter, Facebook, Instagram y plataformas de citas en línea como Tinder, según news.com.au. Para satisfacer el requisito de los “100 puntos”, los ciudadanos tendrían que combinar métodos de identificación de “categoría 1” (certificado de nacimiento, pasaporte, documentos de ciudadanía) con una identificación de “categoría 2” (licencia válida emitida por el gobierno, identificación con foto de empleado público, nota del médico).

La recomendación, que ya se ha planteado anteriormente, es una de las 88 recomendaciones de un informe de la comisión parlamentaria que estudia la violencia familiar, doméstica y sexual.

“Para abrir o mantener una cuenta en las redes sociales, los clientes deberían estar obligados por ley a identificarse ante una plataforma utilizando 100 puntos de identificación, de la misma manera que una persona debe proporcionar una identificación para una cuenta de teléfono móvil, o para comprar una tarjeta SIM de móvil”, sugiere el informe.

Continúa diciendo que las plataformas de medios sociales “deben proporcionar esos datos de identificación cuando lo solicite el Comisionado de Seguridad Electrónica, las fuerzas del orden o cuando lo indique el tribunal”.

Por otra parte, Australia cuenta con un Comisionado de Seguridad Electrónica.

Como señala el informe, el requisito de identificación significaría que los gigantes de las redes sociales tienen aún más información sobre sus usuarios.

La gente normal, como era de esperar, está expresando su incredulidad ante la nueva propuesta:

“¿Nos estamos convirtiendo en Corea del Norte? Esto es orwelliano”, escribió un usuario en Twitter tras leer la recomendación.

“Soy gestor de redes sociales y, sinceramente, no saco suficiente provecho de las redes sociales como para justificar que se les dé acceso a mi identificación”, escribió otro.

FUENTE Y LEER COMPLETO EN

http://www.renegadetribune.com