El arzobispo Carlo Maria Viganò pronunció un discurso en la conferencia “¿Es el Papa católico?” conferencia este pasado fin de semana afirmando contundentemente que Jorge María Bergoglio es un “falso profeta” que se ajusta a la descripción de aquel del que habló el profeta Daniel durante el tiempo de la “persecución final” de la Iglesia, a quien ningún católico le debe “ninguna” obediencia o colaboración sino más bien resistencia firme.

“Estamos… mucho más allá de la herejía”, declaró Su Excelencia. “[Calle. Robert] Belarmino nunca hubiera imaginado que un emisario de la masonería pudiera llegar tan lejos como para ser elegido Papa con el propósito de demoler la Iglesia desde dentro, usurpando y abusando del poder mismo del papado contra el papado. Tampoco podría haber imaginado que un Papa hipotético superaría la mera herejía y abrazaría la apostasía total”.

Organizado por el Dr. Edmund Mazza, el evento en línea se transmitió en YouTube el sábado 9 de diciembre. Contó con una serie de oradores que discutieron si Francisco es realmente el Papa o no, un tema que el Arzobispo Viganò señaló que surgió después de una década de “[ Bergoglian] horrores” que son “peores que los que hemos presenciado en los últimos sesenta años”. 

Liz Yore, copresentadora del programa Faith & Reason de LifeSite, también se dirigió a la conferencia. P. También aparecieron Paul Kramer y la bloguera Ann Barnhardt. Kramer ha escrito varios libros sobre el tema, incluido ” Sobre el Papa verdadero y falso: el caso contra Bergoglio “.

El mensaje de 50 minutos del arzobispo Viganò (que fue reducido, según dijo Mazza a LifeSite, a 34 minutos para la transmisión ) es una poderosa evaluación del estado actual de la Iglesia. También se refirió a los acontecimientos actuales en Gaza, denunciando la “herejía” del sionismo y al mismo tiempo mencionó la isla Epstein y el “chantaje” que los funcionarios de inteligencia israelíes ejercen sobre los políticos para controlarlos. Sin embargo, en última instancia, su discurso sirvió como respuesta a las críticas a sus declaraciones sobre el papado en los últimos meses.

“Tenemos todo tipo de discusiones sobre las distinciones entre herejía formal y material, ninguna de las cuales impide en lo más mínimo la acción destructiva de Bergoglio”, comentó Viganò, quien recientemente abrió una casa de formación en Italia para futuros sacerdotes . “No podemos comportarnos como si estuviéramos resolviendo una cuestión de Derecho Canónico. No. Se ultraja al Señor, se humilla a la Iglesia y se pierden almas porque permanece un usurpador en el Trono”.

Al mismo tiempo, dijo que “lo que no podemos hacer, porque no tenemos la autoridad, es declarar oficialmente que Jorge Mario Bergoglio no es Papa. El terrible estancamiento en el que nos encontramos hace imposible cualquier solución humana”.

Su Excelencia hizo comentarios similares en su mensaje “Vitium Consensus” del 1 de octubre. En ese momento, Viganò argumentó que los católicos deberían considerar la posibilidad de que Jorge Bergoglio obtuviera el cargo de papado con una “intención criminal” de “llevar a cabo un golpe de Estado”. ‘état dentro de la Iglesia y llevar al profeta del Anticristo al Trono de Pedro”. El sábado redobló esos comentarios al mencionar que una “inteligencia luciferina” está en funcionamiento.

“Sabemos que John Podesta estaba trabajando en nombre de Hillary Clinton y Obama –y de la elite globalista en general– para promover una ‘revolución de color’ dentro de la Iglesia que se suponía expulsaría a Benedicto XVI del papado, elegiría a un Papa ultraprogresista , y modificar sustancialmente el Magisterio católico haciéndole aceptar las exigencias de la Agenda 2030: igualdad de género, introducción de la ideología de género y la doctrina LGBTQ+, la democratización de la gobernanza de la Iglesia, la colaboración en el proyecto neomalthusiano del Gran Reinicio, la cooperación en el inmigracionismo y cancelar la cultura”, afirmó.

“Me parece claro que este proyecto subversivo ha encontrado perfecta realización en el nombramiento de Bergoglio – y uso la palabra ‘nombramiento’ deliberadamente – y que se ve confirmado por su consistente patrón de actos de gobierno y enseñanza magisterial, tanto públicos como privado, en el transcurso de esta década tan desfavorable”.

El obispo Athanasius Schneider de Kazajstán y el profesor Roberto de Mattei del Instituto Lepanto también han emitido declaraciones públicas ( aquí y aquí ) expresando su desacuerdo con varios aspectos de los argumentos de Viganò. Ambos han discrepado con diferentes aspectos de su afirmación de que las intenciones (y acciones) de Francisco invalidan su papado y que la “aceptación” de él por parte de la Iglesia como Papa después del cónclave de 2013 no es suficiente para resolver su estatus real. 

“Su heterogeneidad con el papado es ahora evidente y percibida tanto por los simples fieles como por gran parte del clero, e incluso por ciertos sectores de los medios de comunicación”, recordó Viganò el sábado. “El consenso y apoyo al jesuita argentino proviene significativamente del ala ultraprogresista y proherética que patrocinó su elección: todos miembros notorios de la iglesia profunda y estrechamente vinculados al lobby homosexual y pedófilo del Estado profundo”.

“La objeción de que acusar al ‘Pontífice reinante’ de herejía o apostasía podría causar división y escándalo es desmentida por la evidencia de la división y el escándalo que ya está ampliamente presente en el cuerpo eclesial precisamente debido a la herejía y apostasía de Bergoglio”, continuó.

“La intención de dañar a la Iglesia actuando en nombre de una potencia enemiga no es compatible con la aceptación del papado, por lo que existe un defecto de consentimiento dado por la voluntad del elegido –confirmada por sus palabras y hechos sobre el últimos diez años”.

El 1 de julio de este año, el arzobispo Viganò estableció la organización Exsurge Domine después de apoyar inicialmente a la Coalición para Sacerdotes Cancelados, con sede en Estados Unidos. Comentó en X a principios de este mes que se “desvinculó” de la Coalición en privado en 2021 debido al comportamiento del cofundador de la organización, el P. John Lovell, quien desde entonces ha sido destituido por presuntasdecisiones personales, financieras y administrativas imprudentes . Posteriormente, Viganò fundó Exsurge Domine USA para ayudar a los religiosos y al clero que viven en Estados Unidos. Puede visitar su página web aquí .

Durante sus declaraciones del sábado, el arzobispo Viganò aludió a los escritos de San Roberto Belarmino. Belarmino, jesuita, nació en el siglo XVI y es Doctor de la Iglesia. A menudo se hace referencia a su Pontífice De Romano por sus teorías sobre cómo un Papa podría perder su cargo por enseñar herejía. Su Excelencia dijo que aunque muchos católicos pueden ver el caos que hoy está sembrando el Vaticano, no están sacando las conclusiones necesarias.

“Para ellos, está permitido criticar a Bergoglio, pero sólo con la condición de que nunca se critique el ídolo conciliar [el Vaticano II], el fetiche intocable de los montinianos”.

“La herejía y la apostasía de Bergoglio” son “la punta del iceberg de una crisis mucho peor y más generalizada de la Jerarquía y del Clero que comenzó hace sesenta años y que ahora casi ha alcanzado su apogeo”, explicó también Viganò. El Vaticano II fue “correctamente definido por sus propios arquitectos como ‘el 1789 de la Iglesia’. Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI no dejaron de enfatizar cómo los principios revolucionarios y masónicos – libertad, igualdad, fraternidad – podrían de alguna manera ser compartidos y asumidos por el catolicismo”.

Viganò reiteró nuevamente que “no estamos ante una situación en la que un Papa se adhiere a una herejía específica (lo que, además, Bergoglio ha hecho repetidamente)”. Más bien, “ningún Doctor de la Iglesia ha contemplado jamás la posibilidad de un Papa apóstata o de una elección falsificada y manipulada por poderes abiertamente hostiles a Cristo, porque tal enormidad sólo podría ocurrir en un contexto único y extraordinario como el de la final”. persecución predicha por el profeta Daniel y descrita por san Pablo. La advertencia de nuestro Señor videritis abominationem desolationis – cuando veáis la abominación desoladora (Mt 24,15) – debe entenderse como tal precisamente por su absoluta unicidad”.

“La vexata quæstio – ‘¿Bergoglio es católico?’ – se aborda desde muchos ángulos diferentes según diferentes criterios derivados de diversos patrimonios culturales”, afirmó. “El punto de vista escolástico tradicional; el punto de vista moderado y conciliar, o, podríamos decir, montiniano; y el que oscila, por así decirlo, entre las dos orillas, reconociendo a Bergoglio como Papa aunque de facto sea canónicamente independiente de él (me refiero a la FSSPX). Pero hay que reconocer que hoy es posible compartir, junto con muchos sacerdotes y laicos, un sentimiento de grave malestar y grave escándalo por la incómoda presencia del jesuita argentino”.

“La Jerarquía se limita a demostrar cobardía o complicidad con el tirano, y las pocas voces discordantes no se atreven a sacar las conclusiones necesarias ante las herejías y disparates del inquilino de Santa Marta”.

“Y aquí llegamos al punctum dolens ”, continuó, “es decir, la gran contradicción que une a los proponentes del Vaticano II con sus oponentes históricos – la Fraternidad San Pío X in primis – al querer proceder a una evaluación de hechos objetivamente extraordinarios utilizando normas ordinarias de evaluación”.

“Como he dicho muchas veces, me parece que algunos comentaristas están más preocupados por la doctrina del papado que por la salvación de las almas, de modo que prefieren ser gobernados por un Papa herético y apóstata antes que reconocer que un Papa Un hereje o un apóstata no puede estar a la cabeza de la Iglesia a la que, como tal, no pertenece”.

“Nuestra tarea no debe ser involucrarnos en las especulaciones abstractas de los canonistas, sino resistir con todas nuestras fuerzas –y con la ayuda de la Gracia de Dios– la acción explícitamente destructiva del jesuita argentino, rechazando con valentía y determinación cualquier colaboración, incluso indirecta. colaboración, con él y sus cómplices”.

Su Excelencia concluyó sus palabras afirmando que los católicos pueden estar “moralmente seguros” de que “el inquilino de Santa Marta es un falso profeta”. Como tales, están “autorizados en conciencia a revocar nuestra obediencia” a él, ya que está actuando como un “jabalí bíblico” al que “no le importan las ovejas”.

“El ‘problema de Bergoglio’”, añadió, “no puede resolverse por medios ordinarios: ninguna sociedad puede sobrevivir a la corrupción total de la autoridad que la gobierna y de la Iglesia”.

“Mientras la sociedad y la Iglesia sigan siendo rehenes de los enemigos de Cristo Rey y de su Augusta Madre, no podremos esperar el fin de esta prueba tan dolorosa, porque no habremos hecho las necesarias elección de bandos que el Señor espera de nosotros para hacernos partícipes de su triunfo total y definitivo sobre Satanás”.

 

By neo